Páginas vistas en total

sábado, 22 de agosto de 2015

LA ILUSIÓN DEL QUE ESPERA

Sentía oprimido el pecho
y era porque ella no estaba,;
llevaba tiempo esperándola
casi bien toda una vida

Le dijeron siempre
que tenia que esperar por ella
que llegaría un día
pero ese día...se eternizaba.

Pero el no perdía la esperanza
la esperaba en la misma esquina
con un ramo de flores
y una sonrisa.

Los años pasaban
y llevaba arrugada la camisa
las flores estaban marchitas
y se le había borrado la sonrisa.

Llego el día en que decidió volver a casa
ella..no venia..

En la siguiente esquina había una anciana
con la cara marcada por el desengaño
ambos se cruzaron
y siguieron andando,
nunca volvieron la vista
y nunca llegaron a comprender
que ambos estaban esperándose a si mismos.


EL JURADO HUMANO


Se detuvo el tiempo....
y en ese espacio inconexo;
reflexione.

Me vi a mi mismo sometido a juicio
y los que me juzgaban
me recordaban quien fui,
tocaban una y otra vez la llaga
y cuando me quejaba decían;
ves, tu no has cambiado.

Cuando trataba de explicarme
volvían a tocar la llaga
y yo volvía a quejarme,
lo ves... sigues siendo el mismo.

Me di cuenta de que no podía luchar contra la mayoría
pero si podía en cambio aceptarme sin dar mas importancia.

Comprendí el poder que ejerce el que te conoce
y utiliza ese mismo conocimiento para dañarte.

Pero en el juicio solo había un culpable
y era yo mismo.

Era culpable de no jugar ese juego que siempre he aborrecido
ese juego tan popular entre los que se salen con la suya
tambien era culpable de no escucharme y de no saber jugarlo.

Cuando dictaron sentencia
no parecía sorprendido 
ya sabia de antemano el veredicto
Culpable.. si
pero culpable de ser distinto 



INDIVIDUALIDAD

Que belleza mas sencilla la tuya
que brillas por ti misma
entre las sombras que te rodean
en un mundo donde la luz
parece una utopía

Se escuchan las voces del silencio
de tiempos sin memoria
en una ausencia casi visible
que borra tu sonrisa
porque no conoces el ahora

alzas la mirada a un cielo azul
siempre gris
y te das cuenta que esa luz que buscabas
siempre podrías haberla encontrado en tu interior

Ardes por gritar la palabra amor
y que se anulen todos los miedos
los que conoces
y los que sigues negando

Y de repente apareces tu....
con esa belleza tan sencilla
y esa sonrisa llena de emociones
optimista...eterna.

Y entre caricias me muestras
que por mucho que pierda
jamas podre perder la esperanza de una vida llena.