Páginas vistas en total

jueves, 24 de enero de 2013

EN TU AUSENCIA.

CUANDO ERA UNA NIÑA,
ELLA LE CONTABA CUENTOS.

LA SENTABA  EN SUS RODILLAS
Y LA PEQUEÑA SE REÍA.

ELLA MIRABA A LO ALTO,
HACIA ESA MUJER TAN LINDA;
DE AGRADABLE ROSTRO
Y DE PALABRAS TAN BONITAS.

CRECIÓ.
Y CUANDO LE ASUSTABA ALGO,
ERA A SU TÍA A QUIEN ACUDÍA.

ELLA HACIA FÁCIL LO COMPLICADO;
AYUDANDO A ZULLY,
EN SU DÍA A DÍA.

ZULLY SE HACIA MUJER.
SE HACIA ATRACTIVA.
Y LOS HOMBRES LA MIRABAN
COMO QUIEN MIRA EL DEVENIR DE SU VIDA.

SE HACIA SENSUAL,
PERO NO SE DABA CUENTA;
QUE ESA BELLEZA , A SUS OJOS NATURAL
NO LO ERA , PARA LOS HOMBRES QUE CONOCÍA.

Y SU TÍA LA PROTEGÍA
DE TUNANTES Y EMBUSTEROS,
CARADURAS Y EMBAUCADORES.

SOLO LOS BUENOS,
PODÍAN HABLARLE A SU NIÑA
Y LOS QUE CON INTENCIONES ENGAÑOSAS
SE ACERCABAN,
TENIA EL VALOR DE ALEJARLOS
SIEMPRE ATENTA A SU SOBRINA.

EL TIEMPO PASABA
Y TAMBIÉN LA VIDA.

Y UN DÍA DE MADRUGADA
ELLA PARTÍA.

SE QUEDO ZULLY A OSCURAS
SE MARCHO SU MEJOR AMIGA,
Y EN SU AUSENCIA ELLA LE CANTA;
EN LAS HORAS CALLADAS QUE QUEDAN
TRAS SU PARTIDA INESPERADA.
A SU AMIGA AMADA: SU TIA.

2 comentarios:

  1. Muy emotivo... amigo Gerard, tienes un bello corazón... escribes con el... Un abrazo!

    ResponderEliminar