Páginas vistas en total

martes, 4 de marzo de 2014

REQUIEM POR UN BOHEMIO

El día en que murió
no hubo flores,
ni llantos,
ni frases largas...
nada... tan solo silencio.

El día en que terminaron las palabras
empezó la guerra,
la muerte,
la desolación.
se crearon las decepciones mas grandes
y se empequeñecieron los corazones.

Lo que quedaba de Él era  forzado
superficial,
y no había nada suyo
nada.. tan solo silencio.
y desprecio por los demás

El día en que lo mataron
yo estaba allí,
pero permanecí callado...
creo que también quería verlo muerto
porque ansiaba ese silencio
mucho mas que los demás su muerte.

No le dispare
ni le herí con mis afirmaciones
peor aun lo ignore
y mientras alzaba la mano sangrienta en mi busca
me limite a seguir sin mirarlo siquiera.
dejando que se desangrase y muriera.

7 comentarios:

  1. "La muerte de un bohemio", muy buen título y un maravilloso y melancólico poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ignorar es más doloroso para quien lo siente que cualquier signo de enfado.
    Un beso Gerard

    ResponderEliminar
  3. Profundamente dicente y hermoso aunque dentro de su alma lleve la pena.
    Saludos afectuosos
    Leonor

    ResponderEliminar
  4. Es maravilloso y dice mas de lo que cuenta. Tiene un trasfondo que asoma sutilmente y me fascina, le da alas a mi imaginación! Genial la imagen, que acompaña muy bien las letras. Un abrazo amigo =)

    ResponderEliminar
  5. El silencio puede ser tan matador...Cuántas palabras quedan en el olvido y ese dolor que aún permanece por lo vivido,nos desgarra con lentitud el alma.
    Me encanta tu poema.Comparto

    ResponderEliminar