Páginas vistas en total

domingo, 4 de diciembre de 2011


EL COLECCIONISTA DE SECRETOS



VIVÍA EN SU BURBUJA DE CRISTAL
ALEJADO DE LOS PROBLEMAS COTIDIANOS.

NO DEJABA JAMAS DE LADO SUS CONVICCIONES
Y ESPERABA DEL MUNDO DEMASIADO.

PENSABA QUE EL DECIR LA VERDAD ERA UNA VIRTUD
Y QUE EL QUE MIENTE LO PAGA CARO.

LOS ÚLTIMOS QUE HABLARON CON EL CONTARON
 QUE SU PENSAMIENTO ERA CRISTALINO.

NO ALBERGABA MALDAD ALGUNA
TODO ERAN PALABRAS CARIÑOSAS
Y NO SE LE OYÓ QUEJARSE NUNCA.

EN SILENCIO HABLABA 
CON LOS ÚNICOS QUE SI LO CONOCÍAN BIEN:
SUS SECRETOS.

CADA PENSAMIENTO SUYO,
CADA PALABRA QUE NO DECÍA,
SE ALMACENABA EN SU MEMORIA
ALLÍ PERMANECÍA.


UNA MUJER DE OJOS CLAROS,
DE MIRADA PROFUNDA,
DE LABIOS NACIDOS,
PARA SER BESADOS
DIJO QUE SUS PALABRAS ENAMORABAN.
QUE SU VOZ,
ERA DULCE LAS POCAS VECES QUE HABLABA
Y QUE CUANDO TE AMABA,
TE SENTÍAS POSEÍDA
POR LA MAS VULNERABLE DE LAS EMOCIONES
Y NO PODÍAS DEJARLE NUNCA.

UNA NOCHE DE MARZO 
BAJO LA LUZ DE LA LUNA,
EN LA MAS CLARA DE LAS NOCHES JAMAS VIVIDAS,
NOS DEJO.

SIMPLEMENTE PARTIÓ
ACOMPAÑADO ESO SI,
DE ESE SILENCIO SUYO
Y DE TODO LO QUE NUNCA NOS DEJO VER
Y QUE SOLO EL CONOCIO

1 comentario: