Páginas vistas en total

miércoles, 7 de diciembre de 2011


LA ENVIDIA


QUE INJUSTOS SOMOS, 
CUANDO NUESTRAS MIRADAS DESPOJAN.
EN VEZ DE OBSERVAR NUESTRO ENTORNO.

CUANTAS VECES NOS HEMOS VISTO INCOMODADOS, 
SINTIENDO LA PUNZADA INVISIBLE, 
Y SIEMPRE CRUEL DE LA ENVIDIA,
 A NUESTRAS ESPALDAS.

MUCHAS.... HAN SIDO INCONTABLES  LAS VECES.

RECUERDO LA SENSACIÓN AGRIA,
QUE EN LA BOCA DEL ESTOMAGO SE TE FORMA, AL SENTIRLA.

QUEREMOS SER ELLOS... 
Y DESEAMOS DESTRUIR, SU AUTENTICIDAD.

PORQUE.. POR SIMPLE CODICIA.

VEMOS QUE ELLOS SON AUTÉNTICOS.
Y NOSOTROS SIMPLEMENTE SOMOS SOMBRAS.

POR ESO ENVIDIAMOS 
A LOS QUE EXPRESAN SU SER EN PLENITUD
Y TENEMOS QUE DESTRUIR SU FE.

LA ENVIDIA ES LA MANIPULADORA PERFECTA PARA CONSEGUIRLO,
TE SEDUCE CON LA MAS FALSA DE LAS INTENCIONES.

NOS DECIMOS:
 SON DEMASIADO PERFECTOS,
HEMOS DE PARARLES.

Y EMPEZAMOS LA FARSA 
Y LA  ESTRATEGIA
QUE NOS AYUDARA A DESTRUIRLOS.

NOS VENGAMOS ASÍ,
 DE NUESTRA MEDIOCRIDAD.

Y COGEMOS A LOS NOBLES
Y LES QUITAMOS SU ESENCIA.

SIN PIEDAD..
SIN UN ÁPICE DE BONDAD,
SIMPLEMENTE NOS PRODUCE PLACER DESTRUIR
Y NO CREAR.

ENVIDIA
Y IGNORANCIA.

SOBERBIA Y CRUELDAD.

2 comentarios:

  1. La sensación de otra persona envidiando nuestra vida es terrible...por isto yo mi alejo estas personas, no valle la pena continuar confiando y tener amistad con ellos!!!!!
    Con toda sinceridade, yo no tengo envidia de nadie!!!! Yo prefiro ser yo miesma....

    ResponderEliminar