Páginas vistas en total

lunes, 27 de mayo de 2013

CONVERSACIONES CON UNA MUJER HERIDA

Cuando te conocí
 me pareciste tan frágil
que me conmoviste
y solo quería cuidarte
me preguntaba que animal en la tierra
te había hecho sentir tan pequeña
a base de repetirte que no valías nada.

Sentía tus lagrimas
como si fueran mías
siendo yo el que lloraba.

Recuerdas que me contaste
que nunca habías tenido un amigo
cuando me lo dijiste
llore como un niño
y te jure amistad

Tu eras como una niña pequeña
a la que le regalan su juguete preferido
te sentías tan contenta
que no hacías mas que llenarme de cumplidos

y tus palabras eran como besos
llenos de esa ternura que solo existe en la niñez.

Tuve cura de ti y fui guiándote
hasta que rompiste con tu lado negativo
verte completa
fue para mi un orgullo
y un gran alivio..
tenia miedo que te fueras
que te olvidaras de ti misma
y decidieras emprender el eterno camino
del que nadie regresa.

de vez en cuando me llamas
y me cuentas tus cosas
y yo siento que te alivias
y te sientes mejor al hablarlas

Últimamente no tengo demasiado tiempo
y ya no hablo contigo
pero desde mi alma quiero que sepas
que aunque siga en silencio
la fuerza estará contigo.

8 comentarios:

  1. Guillermo Ortega Sanchez27 de mayo de 2013, 15:21

    Como siempre un poema precioso, lleno de sentimientos, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que bello Gerard, no importa si es mucho el tiempo que se convive con las personas, es la calidad del mismo

    Un beso niño

    ResponderEliminar
  3. Es muy triste cuando alguien no se siente querido. Eso es algo que la persona debe trabajar consigo y sus miedos, hay gente que es buena, que esta abierta a la posibilidad de una nueva amistad sincera, como hiciste tu con ella.

    Tu hiciste tu parte, ser un buen ejemplo desinteresado y de buena fe, le probaste q la amistad es posible. Ahora queda de ella abrirse a la posibilidad del cariño y la amistad; escoger bien.

    ResponderEliminar
  4. Hay personas que intentan destruir, pero las hay que reconstruyen lo casi roto con mucho más amor. Y ese gesto es el más importante.

    Un abrazo

    Gerard

    ResponderEliminar
  5. El aleteo de un pájaro herido no está a la vista de todos los corazones, sólo unos pocos privilegiados tienen esa capacidad, un saludo

    ResponderEliminar
  6. Eres un peregrino del amor y de la amistad. Tu capacidad de empatía con las personas es fantástica. Te felicito por la poesía y por la maravillosa persona que sos.
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  7. Este me ha gustado especialmente, me ha llegado al alma....tu amiga debe de parecerse mucho a mí. Besos!!

    ResponderEliminar