Páginas vistas en total

domingo, 11 de mayo de 2014

EL HOMBRE Y EL ENGAÑO ( CUENTO EN PROSA METAFÍSICO)

Esta es la historia
de un hombre que pensaba
que era el rey de un castillo
en lo alto de una gran montaña
donde no llegaban las guerras
donde no llegaban las estaciones
donde no llegaban murmullos
donde nada llegaba...

El hombre vivía rodeado de aprobaciones
de halagos fingidos
de mentiras obligadas
ya que la verdad para el era una gran mentira.
odiaba verse superado
así que le cortaba las alas a las mariposas
y la lengua a los súbditos que no le halagaban.

Los espejos solo reflejaban su lado bueno
nunca se vio una imagen que el no hubiese aprobado.

Se creía superior
pero era un ser inferior
necesitaba ser condescendiente
reírse de su prójimo
ridiculizar al inteligente
y vulgarizar lo hermoso.

Llego de tierras lejanas un hombre fuerte
un hombre al que no le importaban los convencionalismos.
un ser hermoso y que resplandecida.
el rey lo primero que hizo
fue cubrirle con un largo manto
para que nadie pudiera verlo
pero la luz del hombre seguía brillando
decidió matarlo
pero la muerte no quiso hacerlo
se había enamorado de la belleza
de ese hombre único.

desesperado....
el rey empezó a calumniarlo
a envilecerlo
a despreciarlo...
a mal tratarlo y humillarlo.
pero el hombre fuerte
nunca se rendía
nunca le contestaba
El rey viendo esa luz
mas brillante que la suya
cogió una espada
y mientras el hombre hermoso dormía
ocultándose de la muerte que lo protegía
clavo la espada en el corazón del hombre
y cual fue su sorpresa
cuando en vez de sangre
surgieron melodías
canciones preciosas
que terminaron con la vida
de ese rey y con sus mentiras
la belleza venció a la fealdad
la nobleza prevaleció ante la maldad.

El rey hoy no es rey sino lacayo
vive apartado
y el hombre fuerte lo alimenta
todos los días
y lo acuesta por las noches
tapándolo del frio.

5 comentarios:

  1. Muy bueno Gerard, así será. Me gusto mucho, sobre todo el brotar de las melodías y el paso del rey al lacayo, se cumple tantas veces esta situación que la humildad es algo muy necesario de tener presente, los grandes son humildemente grandes.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡ Excelente, amigo! Cierto la persona mas humilde es la única capaz de exteriorizar tal belleza y enriquece así también de placer y alegría a todo aquel con quien tenga contacto. ¡ Fraternal abrazo!

    ResponderEliminar
  3. La bondad, mensajera de paz y concordia. La humildad acoge a todo el mundo, siempre se reparte el trozo de pan y se mira por el desvalido aunque haya sido rey o emperador. Profundamente bueno vuestro escrito.
    Feliz fin de semana.

    ResponderEliminar