Páginas vistas en total

martes, 17 de febrero de 2015

EL ROSTRO DE UN ANGEL

Sin palabras...
porque mueren en ese espacio
entre la timidez y la admiración...
sin ser nombradas.

Podría mirarte sin abrir los ojos
porque tengo tu rostro
grabado en el alma.

Y es en la distancia...
como un secreto guardado,
que me siento enamorado,
de tu infinita belleza.

Como un niño...
observándote callado,
tímidamente.
sin apenas alzar la mirada del suelo,
temiendo perderme
si me atrevo a mirarte por mas tiempo,
porque cuando alzo los ojos y te veo,
me sorprendo a mi mismo
sintiéndome invadido,
por una felicidad extraña.

Eres ese sentimiento
del que me han hablado tantas veces
el mismo que tuve apartado
por miedo a no verme reflejado.

El  Rostro de un ángel tienes
de belleza fascinante,
y te temo, como anhelo,
porque cada vez que te miro pienso:
si vuelvo a mirarla...
si sigo sintiendo...
me perderé para siempre en esos ojos
y no volvere a encontrarme de nuevo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario