miércoles, 24 de marzo de 2021

EL HOMBRE QUE SE PERDIO A SI MISMO

 EL HOMBRE QUE SE PERDIO A SI MISMO.

Una vez conocí el amor más profundo

Y me fue arrebatado por quien más quería 

Por quien hubiera dado cuanto tengo

Sin pensarlo siquiera.

Una vez me sentí seguro

Orgulloso y con la mente clara

Venia de un abismo que algunos llaman infancia 

Y de una adolescencia

Llena de reglas y castigos.

A los 22 años nació Sara

Mi vida por fin tuvo un propósito. 

Yo sería el padre que nunca llegue a tener

Pues el que tenía 

Solo veía en mi un objeto 

Que obedecía. 

Deje toda mi juventud a banda

Para solo dedicarme a construir

Un futuro donde la vida era esa niña.

Yo la haría fuerte

La haría independiente

Seria ella misma

Y tendría todas las herramientas

Para hacerle frente a la vida.

Con el tiempo volví a sentir amor

Un amor por alguien que venía de una vida partida

Pero que me dio un hijo

Al que yo amaría. 

Tenia una relación abierta

Pero con una sola regla

Nunca conocidos

Solo extraños y por una noche...

Quiso el destino que ella traicionara ese mandamiento

Negociado entre los dos.

Nunca fui santo 

Pero jamás destruí familia alguna

Aunque quiso la mala fortuna

Que mi vida quedara hecha añicos.

El que creció siendo un hermano

Se acostaba con ella

Y fue por boca de mi hijo

Que yo me enteraría 

Se llevaron lo que más quería 

Me dejaron en la Soledad más cruenta

Y cai en la negrura insondable de la desesperación más ardua.

Queria y ansiaba la muerte

Aunque ya estaba muerto en vida

Me arrancaron el alma 

Me arrojaron a los infiernos dantescos 

Solo veía un resquicio de luz

Cuando compartía con mi hijo momentos 

En los que al partir el de nuevo

La vida se me apagaba

Todavía no entiendo porque vivo

Nunca quise hacerlo

Ya tenía programada mi muerte

Pero no pude hacerlo

Soy un buen padre

Nunca me pareci al mío

Y a mis hijos les he enseñado

A pensar por ellos mismos

Les he apoyado sin inmiscuirme 

Me han tenido como apoyo pero sin ser sobreprotegidos

Les enseñé que la vida es hermosa pero es dura

Y que han de luchar por sus sueños.

Ahora soy un borrador de mi mismo

Una sombra de lo que era

Solo renazco cuando estoy con mis hijos

Para volver a morir de nuevo en su ausencia.

Dedicado a mi amigo Pere Puig i Ribas

2 comentarios:

  1. Qué historia tan emotiva y dolorosa, al mismo tiempo. Tu lírica la transforma en algo bello, porque el amor tiene esas cosas, que incluso con dolor, es amor.
    Gracias, amigo entrañable.🤗🌼🙋‍♀️
    Feliz fin de semana y muchas flores en tu camino que te hagan sonreír.

    ResponderEliminar
  2. Tremenda historia, tus versos le dan luz aunque sea triste y la vida a pesar de todo hay que tratar de vivirla.. besos.

    ResponderEliminar

UN HOME JUST. SE'N ANAT.

Que s'aturin els rellotges I el temps amb ells. S'ha fet un silenci Palpable i esfereïdor. Deixeu que quedin mudes les campanes Deix...