Páginas vistas en total

martes, 22 de noviembre de 2011


OJOS NEGROS



ME PERDÍ PARA SIEMPRE,
EN LA MIRADA MAS PENETRANTE
DE UNA MUJER, 
QUE NO ERA UN SUEÑO.

ERA REAL Y PODÍA TOCARLA.

ME HACIA SENTIR DICHOSO,
ARRANCÁNDOME PASIONES  TAN PROFUNDAS,
COMO LO ERAN SUS CARICIAS
O ESA FORMA PECULIAR
DE BESARME EL ALMA.

DE SUSURRA ME AL OÍDO
PALABRAS,
QUE PARA NADA 
PODÍAN SER OLVIDADAS.

MAS DE UNA MADRUGADA
CUANDO EL ALBA VENIA A BUSCARME
SENTÍ SU PRESENCIA,
SENTÍ EL SALVAJE DESEO 
QUE ME PROVOCABA.

AMARLA FUE UN PLACER,
DEJARLA MI PENA.
RECORDARLA MI CONDENA.
VIVIR SIN ELLA MI CASTIGO

1 comentario: